Restaurantes con terraza para disfrutar este verano

¿Te has parado a pensar que actualmente el dicho de comer con los ojos tiene más sentido que nunca? Jóvenes y adultos, no sólo nos dejamos llevar por la apariencia presencial, damos un paso más y también comemos con los ojos a través de nuestros dispositivos móviles. Hemos pasado de ser simples comensales a ser uno más de esos “foodies” que fotografían, tanto platos que nos cautivan al instante como espacios llenos de detalles meticulosamente planificados que nos atrapan.

En publicaciones anteriores hacíamos referencia al protagonismo que la extrema orientación al detalle tiene en los nuevos proyectos gastronómicos.

Actualmente, no solo los platos son llevados a un nuevo arte, sino que el propio entorno que los envuelve y complementa será fundamental. El interiorismo cobra la misma importancia que el propio concepto de estos restaurantes, con una clara vocación de hacer de un determinado momento una experiencia única.

Restaurantes Mamzel (Marbella) y Bel Mondo (Madrid).

Si quieres conocer alguno de esos espacios realmente especiales de nuestra maravillosa ciudad, haz clic aquí.

Es tal el afán por conseguir un envoltorio perfecto que ya existe un premio que reconoce ese esfuerzo en el interiorismo de los restaurantes y bares. Se trata del denominado “Restaurant & Bar Design Awards”. Cierto es que, al fin y al cabo, el comer bien no es nuestro único fin cuando visitamos un local determinado, sino que aunque sea inconscientemente buscamos algo más. Perseguimos nuevas experiencias ante las que se rindan a nuestros sentidos, y en este objetivo el entorno jugará un papel realmente importante.

Este tipo de experiencias, que consideramos únicas, nos empujan al acto instintivo de sacar nuestros teléfonos y retratar tanto el espacio en el que nos encontramos como las delicias que degustamos. A la par, surge esa necesidad de compartir con el resto del mundo nuestro hallazgo.

Restaurantes Turqueta (Valencia) y DELACRUZ (Sevilla).

Al tratarse de proyectos extremadamente cuidados desde todos los puntos de vista, la apuesta estará en aquellos aspectos técnicos que no abrumen al comensal. De ahí la importancia de emplear elementos que lleguen a resultar familiares, de manera que a través de una atmósfera muy cuidada logremos que psicológicamente nos atraiga sin saber realmente por qué. El objetivo: que cada comensal se sienta único, cómodo y disfrute de su experiencia desde distintos puntos.

¿Quizás ahora te apetezca disfrutar de una deliciosa comida o cena en algún sitio realmente especial? Pues para dar respuesta a ese deseo queremos dejaros una pequeña guía de restaurantes muy especiales repartidos por toda España, y ¿sabes lo mejor? Pues que todos ellos nos ofrecen unas terrazas de ensueño en las que disfrutar este tiempo de verano.

PLAYACHICA: la perfecta reformulación

En plena Costa del Azahar y a pie de playa se encuentra la mejor reformulación del tradicional chiringuito. Con una fuerte inspiración en las clásicas cabañas de playa, este restaurante logra transportarnos a ese cálido ambiente costero.

Este peculiar espacio gastronómico logra hacernos sentir en un pequeño paraíso a través de su interiorismo. Las fibras naturales presentes, esa vegetación tropical de sus jardines verticales y el espectacular mobiliario nos transportan.

En cada estancia y en cada rincón se respira un estilo: el vintage, gracias al mobiliario, un aire bohemio por el uso de las fibras y un cierto toque colonial presente en los ventiladores. Sin duda un único estilo no es suficiente para crear el ambiente perfecto.

Miremos a donde miremos siempre habrá algún detalle que nos sorprenda, los techos de cañizo, la perfecta iluminación que genera un ambiente de lo más agradable, las sillas de ratán, metal, bambú, o los muebles antiguos que nos cuentan historias.

PLAYACHICA es el claro ejemplo de disfrutar de una gastronomía completa. Aquí concepto, diseño y el buen comer forman un todo.

Bel Mondo: el italiano que conquista Instagram

Sin duda se trata de un restaurante que ha revolucionado la ciudad de Madrid y los Instagrams de muchos. A través de su curiosa decoración, al puro estilo Dolce Vita, nos transporta a otro lugar, a la vez que seduce nuestros paladares con su particular propuesta gastronómica.

La decoración de este restaurante ha logrado convertir cada rincón en un lugar diferente. Desde salones con aires palaciegos hasta una terraza con ambiente mediterráneo, pasando por una barra que nos traslada a los 80, logrando cautivarnos desde el primer momento.

Destacaremos también su salón de estilo kitsch con gran presencia de terciopelo, pero sin duda la gran joya, como ya hemos adelantado, es su terraza de más de 200 metros, decorada a base de pérgolas y flores iluminadas por mil bombillas que recorren el techo.

Conseguiremos viajar con solo pasar ante su fachada al más puro estilo trattoria, donde las flores son verdaderas protagonistas, y cuyo aire romántico nos traslada a Venecia.

Y, por si fuera poco, también podrás disfrutar del llamado “túnel del amor”, escondido en su terraza y rodeado de vegetación como si de un edén se tratase. Sin duda un lugar muy trabajado en decoración, que no decepciona en su carta de productos y que supera cualquier tipo de expectativa.

Turqueta: sensación menorquina en pleno Valencia

Este sensacional espacio gastronómico plasma a la perfección esas tradiciones isleñas que cobran sentido a través del uso de los materiales. Colores y detalles que nos dejan un ambiente naturalmente mediterráneo.

Estamos ante un restaurante donde la paleta de colores adquiere características naturales y tradicionales, como lo son la pintura interior a la cal o el revoco exterior.

La presencia de mimbre, el barro cocido, la madera de roble, la piedra y el hierro son el resto de los materiales que caracterizan y dan forma a este lugar.

Si tuviésemos que quedarnos con alguna parte singular que defina este espacio, sería ilógico no mencionar su forma en U y el maravilloso punto de luz natural proveniente de su lucernario. A través de él dan paso a su mayor joya, un patio inglés que genera un foco de atención realmente especial.

Adentrarse en este restaurante implica quedar atrapado en él y llegar a sentir que estás en pleno mediterráneo, rodeado de una frondosa vegetación que arropa a un mobiliario de mimbre genialmente combinado con madera lacada.

Este patio funciona como antesala de una zona anexa realmente especial. Elevando la mirada podremos observar un techo de madera con cañizo en forma de diagonal. Junto a los ventiladores de fibra natural, conforman un espectacular porche, ideal para el disfrute de los más exigentes.

DELACRUZ: la combinación de buen comer y deco que los sevillanos ansiaban

Con una carta inspirada en las brasas, una espléndida terraza, precios que enganchan y una decoración que atrapa a sus usuarios, nace un restaurante muy especial que se ha puesto de moda entre los sevillanos.

La decoración de este espacio de aires bohemios e inspiración ibicenca nos obsequia con una combinación perfecta de carta y decoración.

El ambiente estrella de este restaurante es sin duda su patio. Encontrarás en él diferentes zonas donde dejarte seducir. Enamora por la calidad que aporta la presencia de cerámica, sus telas, las vigas de madera o sus sillas de cuero trenzado.

DELACRUZ cuenta con dos zonas en terraza, una cubierta con cañizo y otra exterior, rodeada de vegetación, llevándose todo el protagonismo su centenario olivo. Diversas vasijas y un mundo de color que nos ofrece una iluminación muy especial en el interior.

Está claro que su profusa decoración no nos dejará indiferentes. Diversos ambientes diferenciados con distintas soluciones, tales como su barra de azulejos rojos, una serie de sillones corridos, o elementos como las persianas de esparto o las estanterías adornadas. Una combinación de distintos elementos que logra un ambiente relajado de lo más agradable.

Mamzel: glamour marbellí

¿Estás pensando en disfrutar de unos días de vacaciones en Marbella? Sin duda, este es el place to be, ubicado en la milla de Oro, donde encontrarás este increíble restaurante digno de los paladares más exclusivos.

Este espacio destaca por ser extremadamente sofisticado y acercarnos a un ambiente exótico y distinguido propio de capitales como París, Nueva York o Tulum. También lo hace por el extremo cuidado en el detalle de su decoración y mobiliario.

Para los amantes de Instagram este será sin duda un lugar que levantará envidias. El maximalismo tropical que engloba el local, junto con la estética industrial más serena del cemento pulido, nos deja una peculiar armonía de contraste que resulta única y súper agradable.

Cualquier interiorista sentirá estar en el edén. Una luz indirecta con presencia de lámparas Magic Circus, sillas exteriores de Ames Design, las telas de Lelievre París y algunas piezas de la firma Jean Paul Gautier, dan forma al interior y exterior de este lugar.

A esto hemos de sumarle una terraza dividida a distintas alturas, rodeada de árboles y vegetación, vistas de infarto y puestas de sol inolvidables. Sin duda estamos ante una opción perfecta para disfrutar de estas noches veraniegas.

NENI: el concepto gypset que invadió Mallorca

Mezcla de colores, sonidos y sabores dan forma a este fabuloso restaurante con una ubicación idílica. Se encuentra en la terraza del hotel Bikini Island & Mountain y viene acompañado de las mejores vistas a la bahía.

El espíritu de Tel Aviv llena de un estilo boho este proyecto, recordándonos ese concepto gypset que proviene de la cuna del movimiento hippie de los años 60 allá por San Francisco.

Los pequeños elementos dan forma y alma a esta propuesta gastronómica donde el color, las formas y las texturas juegan un importante papel.

Te esperan innumerables cestas colgantes, macetas suspendidas de los techos que se extienden por toda la terraza, sillas de materiales naturales como el mimbre o ratán, tapices, piezas artesanales de estilo marroquí, elementos hechos con macramé y maravillosos azulejos verdes en su interior. Todos ellos elementos que son claras referencias a ese informal estilo boho.

La Balsa: el restaurante chiringuito más peculiar de Barcelona

Este espacio constituye todo un desafío gastronómico por su peculiar y único emplazamiento. Se trata de un particular espacio encajado en la geometría de una antigua balsa de regadío. La vegetación y unas magníficas terrazas convierten este lugar en el punto de encuentro ideal para las noches de terraceo y buena comida.

Su entrada secreta, la vía de acceso, la belleza del entorno que lo rodea o la estructura de madera que nos traslada a los chiringuitos de playa, así como sus maravillosas terrazas convierten La Balsa en un restaurante único en la ciudad de Barcelona.

Pensar en las noches calurosas de verano nos induce a buscar un sitio abierto, al aire libre, y este lugar sin duda será una excelente opción, pero sin la necesidad de renunciar a su disfrute en épocas no tan calurosas. Cuenta con dos espacios, uno enfocado a esos maravillosos días de verano bajo la sombra de cañizos y parras, y otro pensado para disfrutar de la naturaleza incluso en invierno.

En su decoración las claras protagonistas son las fibras naturales que, junto con la naturaleza del entorno, consiguen un ambiente relajado y natural que enamora. Sillas, cortinas y parasoles nos dejan texturas y fibras que sacan nuestro lado más RAW.

No nos cansaremos de remarcar que el entorno cuenta, cada vez más, en nuestras elecciones gastronómicas. Así como las tendencias cambian y evolucionan, los consumidores buscamos y elegimos espacios para disfrutar de los mejores platos. También para disfrutar de los interiorismos más especiales.

Recordemos que, a la hora de consumir un determinado producto, la elección va más allá de su nombre o etiqueta. Los aspectos decorativos que conforman un determinado espacio juegan un papel fundamental. Serán estos aspectos los que nos invitarán a fotografiarlo, a querer compartirlo y también a intentar reproducirlo en nuestras casas.

Os invitamos a que viváis la decoración desde un punto de vista que va más allá de la perfección de un buen plato. Descubre cómo crear composiciones de diseño que van más allá del interior y se trasladan a las terrazas. Ideas pensadas bajo un concepto y una técnica que da forma al espacio ideal.

Conviértete en un auténtico profesional del diseño de interiores en Escuela Madrileña de Decoración. Te estamos esperando. Verás que somos los aliados perfectos para acompañarte en un proyecto tan ilusionante como puede ser la creación de un espacio gastronómico de ensueño.